Cambiador de bebé idóneo para la habitación infantil
Publicado en Consejos De Decoración

Cambiador de bebé idóneo para la habitación infantil

Su cálida sonrisa, la pureza de su mirada o la magia que envuelve su rostro son algunos de los prodigios que vemos reflejados en nuestro retoño cuando triunfamos en nuestra misión de cambiar el pañal. Prácticos y cómodos, los cambiadores de bebé idóneos deben adaptarse a las características y espacio disponible en la habitación infantil. Os damos algunos consejos a la hora de escoger el modelo más adecuado, ¿nos acompañáis en esta nueva aventura?

Cambiador de bebé idóneo para la habitación infantil

A pesar de convertirse con el paso del tiempo en una tarea rutinaria, cambiar el pañal a nuestro niño entraña sus complejidades en los primeros intentos, hasta el punto de convertirse en un auténtico caballo de batalla que los progenitores debemos superar para apostar al máximo por su bienestar.

Eligiendo el cambiador de bebé

Un colchón sobre una cómoda, un mueble específico o una bañera cambiador son algunas de las muchas alternativas por las que podéis optar para haceros con el modelo que más pueda ajustarse a las necesidades y posibilidades de la familia. Todas estas opciones serán de utilidad como soluciones de almacenaje.

El momento en que cambiamos el pañal a nuestro pequeño es un instante colmado de mimo, pero esta tarea, que puede resultar un tanto farragosa, precisa de un espacio adecuado para llevarla a la práctica. Los cambiadores, además de ser eficaces para esta tarea, también resultarán de interés para ponerle la ropa o vestirle al salir de la bañera.

Eligiendo el cambiador de bebé

Junto a la alimentación, el cambio de pañal es uno de los hábitos más importantes para la salud de nuestro pequeño.

De esta forma, el cambiador es uno de los elementos imprescindibles en la crianza de los pequeños. A la hora de adquirir este artículo, debéis tener en cuenta los diferentes modelos existentes. Así, por ejemplo, se encuentran los muebles cambiadores, que ocupan un gran espacio y que, en líneas generales, suelen incorporar cajoneras o compartimentos para el almacenaje.

No obstante, debéis recordar que estos modelos están pensados para habitaciones de grandes dimensiones, por no hablar de que dichos muebles se utilizan durante un tiempo relativamente breve.

Eligiendo el cambiador de bebé

En el caso de que no dispongáis de un amplio espacio en el cuarto del bebé, lo ideal es optar por los cambiadores abatibles, que cuando no se utilizan podréis levantar sin mayores complicaciones.

No obstante, uno de los modelos más básicos es el cambiador portátil, una variante de pequeñas dimensiones que podréis apoyar sobre cualquier superficie.

A pesar de lo práctico que puede resultar desplazarlo a cualquier rincón de la estancia se ha de añadir la incomodidad de tener que desplegarlo y organizarlo cuando sea preciso cambiar el pañal de nuestro pequeño. En cualquier caso, también es una opción a tener en cuenta para las habitaciones pequeñas.

En cuestiones de seguridad, la Asociación Española de Pediatría confirma que estos artículos deben cumplir las normas establecidas en el ámbito legislativo para evitar que el niño pueda sufrir cualquier accidente como caerse o pillarse los deditos, así como contar con la incorporación de un freno que pueda evitar los deslizamientos.

En este sentido, se recomienda buscar un cambiador con una base amplia para otorgar mayor estabilidad, paneles laterales y frontales elevados, así como cinturón de seguridad de manejo sencillo. Igualmente, aseguraos de que el cambiador permita tener todo el material necesario al alcance de la mano.

cambiador de bebé

Para el bienestar y la comodidad de nuestro pequeño, hemos de prestar atención al lugar idóneo para para su colocación en el interior del dormitorio. Debe existir espacio suficiente para poder moveros con libertad y tener siempre cerca pañales de repuesto o ropa para el pequeño.

Existen modelos tipo manta, que podréis colocar fácilmente sobre cualquier superficie. Van a ser muchos los momentos que paséis al lado del niño realizando esta tarea, por lo que el lugar habrá de ser cómodo, no solo por el hecho de tener que recoger el cambiador, sino por vuestra propia espalda.

No olvidéis mantener una temperatura agradable en la habitación del bebé, que oscile en torno a los 25ºC. Igualmente, cuando lleguen las épocas de frío, podréis colocar una lámpara de calor próxima al cambiador y activarla en el instante en que os dispongáis a realizar esta tarea.

En lo referente al colchón del cambiador, debe alejarse de cualquier fibra que pueda dañar la piel de tu pequeño y que disponga de una funda lavable.

¿En qué os fijáis vosotros a la hora de adquirir un cambiador de bebé para la habitación infantil?

Comentario (1)

  • Hola,
    Es difícil para los padres siempre elegir. Yo siempre recomiendo que siempre se piense primero en el bebe y lugo en otras cosas como la decoración colores, etc.
    Tambien, hay que tener en cuenta que sea lo más comodo para la mama, ya que sobre todo en las primeras semanas despues del parto, suele estar más delicada.

    Esta es mi opinion,
    Espe

    Espe
    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escribe y pulsa intro

Carrito