Estilo Shabby Chic para una habitación infantil de cuento de hadas
shabby chic habitacion ninos
Publicado en Estilos Decorativos

Estilo Shabby Chic para una habitación infantil de cuento de hadas

Alegre, cálido y delicado son algunas de las notas que mejor podrían definir el estilo Shabby Chic, también utilizado para decorar la habitación de tus pequeños. Originario de Gran Bretaña, esta línea ornamental, que es tendencia para diferentes estancias de la vivienda, puede convertirse en una opción interesante para el dormitorio infantil, tanto de las niñas como de los niños. Te damos algunas claves a tener en cuenta.

Estilo Shabby Chic para una habitación infantil de cuento de hadas

Las imponentes casas de campo inglesas fueron las pioneras en apostar por este estilo decorativo que, etimológicamente, viene a combinar los términos de desgastado y distinguido. El Shabby Chic se caracteriza por la calidez y finura impresa en cada uno de los detalles utilizados, tanto desde el punto de vista cromático como del mobiliario, complementos y materiales.

En líneas generales, por medio de este estilo, se apostará por la reutilización de muebles clásicos con formas contorneadas y dominados por colores claros, por no hablar de la presencia de estampados con flores, telas abullonadas, acolchados o puntillas. En este sentido, el Shabby Chic te ayudará a reducir costes en la habitación de tus pequeños al apostar por el reciclaje y restauración del mobiliario.

Claves para un estilo Shabby Chic en la habitación infantil

Para imprimir esta línea ornamental en la habitación de tu pequeño, has de seguir algunos de los siguientes pasos fundamentales:

-En lo referente a la línea cromática, has de recordar que el tono predominante es el blanco, lleno de luz y de pureza. Empleado tanto para las paredes como para los diferentes elementos decorativos distribuidos por la habitación, esta tonalidad también aportará amplitud.

Junto a este color, también podemos destacar la presencia de tonos pastel como los verdes suaves, celestes, rosas, beige o lavandas suaves. Esta paleta incrementará la luminosidad de la estancia y te permitirá apreciar todos los detalles.

-El cuarto de tus niños debe ser luminoso para que puedan jugar, pintar, leer sus primeros cuentos y se sientan rodeados por un ambiente cálido, acorde a sus necesidades. Además de los colores antes mencionados, esta iluminación la podrás conseguir por medio de la luz natural filtrada por las ventanas o, de forma artificial, por medio de una lámpara de techo o un aplique en la pared. Evita en todo momento los halógenos y fluorescentes, dado que proyectan una luz muy fría.

-En cuanto a los materiales empleados, la madera o la forja se convierten en los principales protagonistas de este estilo. En este sentido, podemos apostar por bonitos armarios decapados, en cuya parte superior podrás disponer peluches y flores.

Claves para un estilo Shabby Chic en la habitación infantil

También puedes hacerte con una estantería de madera, que tú mismo podrías pintar de color blanco y en cuyos estantes tienes la posibilidad de disponer juguetes, cuentos, peluches, letras en 3D o pequeñas jaulas decorativas.

Igualmente, puedes servirte de una escalera de madera, aprovechando sus peldaños para colgar toallas, ropa o cualquier otro textil. No olvides, en este sentido, que predominan los motivos florales, las rayas y los cuadros. A todo esto podrás añadir cestas de metal, donde tus niños guardarán sus libros y peluches.

-Los textiles y tejidos de estilo romántico, confeccionados a base de algodón, con estampados florales y colores pastel, son esenciales. Los cojines y amplios cortinajes son complementos muy usados, así como las mesitas de madera blanca.

Este tipo de características reunidas por el estilo Shabby Chic no están pensadas única y exclusivamente para las habitaciones de las niñas. Los chicos también encontrarán en este estilo, una habitación de ensueño, ajustada a sus necesidades (ver imagen superior).

Para lograrlo, solo hemos de combinar el blanco con tonos como el verde, el azul o el beige. En cuanto a los estampados florales, los podemos sustituir por las rayas o los cuadros y apostar por una presencia destacada de los peluches y juguetes en muebles y estanterías.

Con el Shabby Chic podrás conseguir un tipo de habitación que rememora el universo de los cuentos de hadas, imprimiendo en cada detalle un toque cálido, mágico, alegre y romántico.

¿Qué te parece?, ¿te atreves a envolver la habitación de tus pequeños con un estilo Shabby Chic?

Sin reviews

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escribe y pulsa intro

Carrito